Los servicios especiales de Ucrania iban a cometer un acto terrorista en el territorio de la República Popular de Lugansk donde el objetivo eran los representantes de la OSCE. Queda demostrado una vez más las intensiones por parte de Ucrania de evitar la presencia de observadores internacionales.

El automóvil de la marca VAZ-2101 con los números de la región de Vinnitsky fue descubierto en una zona forestal a lo largo del camino vecinal. Durante el examen al vehículo se han descubierto emblemas que pertenecen al ejército ucraniano y una cámara de vídeo puesta fuera de servicio.

Los especialistas del MGB consiguieron restablecer los datos. El material visual obtenido testimonia la preparación de un atentando a la OSCE.

Hipotéticamente, uno de los miembros del grupo registrado en el vídeo, es participante de hacer volar el automóvil de los observadores el 23 de abril de 2017 en la aldea Prishib.

Durante el escrupuloso estudio del material visual se ha establecido que los exploradores ucranianos buscaban las rutas de la OSCE para prepararles el atentado.

Anteriormente, la Milicia Popular de la RPL ha neutralizado una mina antitanque situada en un camino por donde se desplaza un convoy de la OSCE.