Los rebeldes pro-turcos de la Brigada Descendientes de Saladino aseguraron que no participarán de la próxima operación militar contra los kurdos en el norte de Alepo.

Su decisión, hecha pública por el nuevo líder del grupo, Mahmud Khallo, es interpretada como un cambio radical respecto a la antigua política del grupo, que se basaba en su expresa voluntad de atacar a las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG).

Esta brigada rebelde está compuesta por combatientes kurdos y forma parte de la Operación Escudo del Éufrates, que buscó frenar las expansión kurda a lo largo de la frontera entre Turquía y Siria.

Turquía ha reunido miles de combatientes rebeldes que se encuentran auspiciados por sus arcas para emprender un asalto a gran escala contra los kurdos en la zona de Afrin, en el noroeste de Siria.

 

Etiquetas: ; ; ;