Previo a la celebración de la cumbre del G20 en Hamburgo, la policía alemana causó otro escándalo al clasificar a varias asociaciones de abogados como riesgo de seguridad.

Según un pronóstico de la policía entregado al Tribunal Administrativo de Hamburgo, las autoridades ven como ‘extremistas’ a varios grupos de abogados que apoyan las protestas contra la cumbre del G20.

El Tribunal Administrativo tienen que decidir sobre prohibiciones del derecho de reunión durante la cumbre que se realiza a finales de esta semana en la ciudad hanseática.

Los críticos de la cumbre de los Estados industriales pidieron una tramitación de urgencia contra las prohibiciones de manifestaciones, que usualmente tienen lugar en cada cita del G20.

La policía, las agencias de inteligencia y el ejército tienen previto movilizar en su conjunto a más de 20 mil agentes para enfrentar las protetas y garantizar la seguridad.

Según el documento policial entregado al tribunal, los manifestantes están vinculados con las asociaciones de abogados ‘Hamburgs aktive Jurastudent_innen’ (Estudiantes de derecho activos de Hamburgo), ‘Kritische Jurastudierende’ (Estudiantes de derechos críticos) y el Republikanische Anwältinnen- und Anwälteverein (Asociación Republicana de Abogados).

Las autoridaddes estiman que las asociaciones de abogados conforman ‘un escenario de izquierda y extrema izquierda’.

Al respecto, la Asociación Republicana de Abogados rechazó el criterio policiaco según el cual ‘la pertenencia a nuestra asociación es un indicio de amenaza a la seguridad pública’.

Conforme a esta agrupación, la policía atenta contra la libertad de elección libre de abogados, pues hace una diferencia entre defensores ‘legítimos’ y ‘peligrosos’.

Un detalle picante es que el mismo alcalde de Hamburgo, el socialdemócrata Olaf Scholz, es miembro de la Asociación Republicana de Abogados.

La agrupación organiza durante la jornada de protesta contra la cumbre del G20 una servicio de emergencia jurídica para activistas ‘con el fin de garantizar el cumplimiento del Estado de derecho’.

Peer Scholle, abogado y presidente de la Asociación Republicana de Abogados criticó que ‘la actitud de la policía pone en peligro principios fundamentales del Estado de derecho’.

Al calificar a abogados y asociaciones jurídicas como peligro, la policía demuestra la falta de comprensión de principios del Estado de derecho y las tareas de la abogacía, expresó.

Para la cumbre del G20, que empieza este viernes, la policía hamburguesa prohibió la mayoría de las manifestaciones y acciones políticas en el centro de la ciudad.