Al menos dos tercios de los rusos desean ver a Vladimir Putin como presidente de este país, después de los comicios de 2018, indicó hoy un sondeo del Centro Levada, citado por la prensa capitalina.

Cerca de un 80 por ciento apoya la gestión presidencial de Putin, en tanto 66 de cada 100 se pronuncian por que continúe al frente del Estado ruso, 19 consideran debe ser otra persona y 16 se mostraron indecisos, indica la encuesta, publicada por Vedemosti.

Además, un tercio de la población estima que el nuevo jefe de Estado debe aplicar una política interna más dura, el 40 por ciento considera necesario mantener el curso actual y el 12 aboga por una liberalización en Rusia.

En política exterior, el estudio muestra que el 56 por ciento de los interpelados estima que el nuevo jefe de Estado deberá mantener el mismo curso que el actual equipo en el Kremlin, es decir, defensa de los intereses nacionales y el respeto al derecho internacional.

Otro 19 por ciento opina que se debe recrudecer la política exterior respecto a las potencias occidentales, mientras un 13 abogó por reducir la confrontación.

Por el momento, Putin mantiene la intriga en torno a su participación en la contienda en las urnas de marzo del próximo año, pero la mayoría de la prensa local da por sentada su asistencia.

Los máximos dirigentes del Partido Liberal-Demócrata, Vladimir Zhirinovski, y de Yabloko, Gregori Yavlinsky, anunciaron su aspiración a participar en las elecciones.

El bloguero opositor Alexei Navalny busca presentarse en los comicios de 2018, pero la presidenta de la Comisión Central Electoral, Ela Panfilova, señaló que el juicio pendiente contra el opositor por malversación en la empresa Kirovles le quita esa posibilidad.