La situación en Venezuela cada día se agudiza más entre la oposición y los leales al gobierno de Nicolás Maduro en un intento de evitar la desestabilización del país.

Otra vez más queda demostrada la postura de la oposición al gobierno legítimo de Venezuela donde no paran de usar armas de fuego por las calles para atacar a las fuerzas del estado. En el día de ayer una tanqueta del NGB fue quemada.

Debido al asalto a la Asamblea Nacional para echar a los diputados que operan en desacato se ha desencadenado una ola de protestas más intensificada que dura hasta altas horas de la noche.