Los líderes mundiales se reunirán el 7 de julio en Hamburgo (Alemania) para celebrar la cumbre del G20. La mayor parte de las reuniones transcurrirá a puerta cerrada, según escribe la periodista Tatiana Melikián en su artículo para el portal ruso Lenta.

Precisamente aquí tendrá lugar el esperado primer encuentro entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Pese a los rumores de que el encuentro de los líderes europeos que forman parte del ‘Cuarteto de Normandía’ (Francia, Alemania, Rusia y Ucrania) también tendrá lugar en Hamburgo, el mandatario ucraniano, Petró Poroshenko, no está en la lista de invitados.

«Aunque los organizadores de la reunión del G20 podrían haberle invitado, Alemania, ejerciendo su derecho como anfitriona de la cumbre, prefirió invitar a los líderes de Noruega y Países Bajos», escribe Melikián.

Putin partirá hacia Hamburgo el 6 de julio. Será uno de los 19 líderes que tomarán parte en la cumbre del G20.

«Está claro que el máximo mandatario de nuestro país hará sugerencias bastante interesantes, en mi opinión», prometió el asesor del presidente ruso, Yuri Ushakov.

El segundo día en Hamburgo, los jefes de Estado de Rusia y Francia, Vladímir Putin y Emmanuel Macron, abordarán la crisis en Ucrania junto a la canciller alemana, Angela Merkel, pero esta vez sin Poroshenko.

Melikián destaca que los temas de la agenda de Putin difieren en muchos aspectos de los que los líderes europeos pretenden abordar.

La primera sesión del G20 se dedicará a tratar asuntos relacionados con la economía global y las finanzas, sobre todo en lo relativo a la lucha contra el proteccionismo en el comercio mundial. La segunda sesión estará marcada por la discusión de temas vinculados con el desarrollo sostenible, el clima y la energía.

Etiquetas: ; ; ;