Durante las protestas en la acción «Bienvenido al infierno», que tuvo lugar en la víspera de la cumbre del G20 en Hamburgo, se han dado choques entre la policía y los manifestantes.

Los manifestantes lanzaron petardos a la policía y en respuesta a esto la policía ha cargado con cañones de agua.
Según la información que hay, la situación es tensa.

Unas ocho mil personas participaron en el día de ayer.