Las calles de Hamburgo en estos momentos se encuentran en una situación de alta tensión frente a la cumbre del G20 que tendrá allí lugar. Las protestas no cesan.