Los ministros del Interior de la Unión Europea (UE) reconocieron ayer en Tallin, Estonia, la situación de urgencia que vive Italia, desbordada por la llegada de miles de migrantes a sus costas, comprometiéndose a ayudarla, aunque sin anunciar ninguna medida nueva.

“La situación en el Mediterráneo central y la presión resultante sobre Italia representa una gran preocupación para todos los Estados miembros”, anunció Estonia en un comunicado, que acaba de asumir la Presidencia pro témpore de la UE, informaron agencias.

Cerca de 100.000 migrantes han llegado a Europa desde enero por vía marítima, de los cuales 85.000 desembarcaron en Italia, según las últimas cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Etiquetas: ; ; ; ; ;