El opositor Partido Comunista de Nepal-Marxista Leninista Unificado (CPN-UML) se convirtió en la primera fuerza a nivel local en esta nación al ganar 268 de los 617 consejos en disputa en las recientes elecciones, según datos divulgados hoy.

Tras esa formación quedaron el Congreso Nepalés y el Partido Comunista de Nepal-Maoísta Centro, que integran la alianza gubernamental, con 221 y 83, respectivamente, señaló la Comisión Electoral.

En la primera fase de los comicios, celebrada en mayo en tres provincias, el CPN-UML se impuso en 125 de los 283 consejos en disputa, y el pasado mes en otros tres territorios del país ganó más de 140 de 334.

Estos comicios confirmaron el éxito de la estrategia lanzada por los dirigentes del CPN-UML, estimó el analista Puranjan Acharya, citado por el diario The Kathmandu Post.

La inteligente selección de sus candidatos también funcionó en los distritos donde son mayoría las etnias tharu y madhesi, subrayó.

Según el periódico, la alta concurrencia a las urnas, que soprepasó el 73 por ciento, y el boicot decretado por el Rastirya Janata Party, una alianza de seis formaciones madhesis, favoreció a la agrupación del ex primer ministro Khadga Prasad Oli.

La tercera y última fase de esas elecciones se efectuará en una provincia sureña el 18 de septiembre.

Entre los puestos en disputa figuraron presidentes y vicepresidentes de municipios rurales, alcaldes y vicealcaldes de municipios y ciudades, así como jefes de barrio.

La celebración de estos comicios estuvo en vilo por la amenaza del Rastriya Janata Party de lanzar una huelga general en las zonas meridionales, donde esa comunidad es mayoría, para impedir el proceso en reclamo de varias demandas.

El grupo pide una mayor participación en órganos estatales y locales como el parlamento, el poder judicial y el ejército nacional.