La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) aprobó ayer una resolución en la que niega la soberanía de Israelí sobre Jerusalén y además rechazó las excavaciones arqueológicas en el este de Jerusalén, publicó Telesur.

En un congreso de la Unesco en la ciudad polaca de Cracovia, en la que se trata el tema de Jerusalén, fue presentada la propuesta impulsada por Jordania, que ratificó los documentos entregados anteriormente en el organismo.

La Unesco solicita la suspensión de las excavaciones, obras de túnel, trabajos y proyectos que se desarrollan en la zona este de Jerusalén.

El encuentro estuvo integrado por diez países, entre ellos Indonesia, Azerbaiyán, Líbano, Turquía, Cuba y Túnez, que aprobaron la resolución, y otros tres en contra, Filipinas, Jamaica y Burkina Faso. Asimismo, hubo ocho abstenciones, Angola, Finlandia, Perú, Portugal, Croacia, Corea del Sur, Polonia y Tanzania.

La votación estaba programada para realizarse la próxima semana, sin embargo, representantes palestinos presionaron para adelantar la discusión, presuntamente para sorprender a los israelíes sobre la decisión que tomaría la Unesco sobre la Tumba de los Patriarcas.

También surgió luego que la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, dirigiera una carta a la directora general de la Unesco, en la que rechazó una resolución que será votada próximamente para declarar a la Tumba de los Patriarcas como Patrimonio de la Humanidad palestino en peligro.

Según las tradiciones judías y coránicas, el lugar oculta las tumbas gemelas de tres parejas bíblicas importantes: Abraham y Sara; Isaac y Rebeca; Jacob y Lea.

Por su parte, el embajador israelí ante la Unesco, Carmel Shama Hacohen, se pronunció ante la resolución y repudió el documento. Explicó que “no hay nada más vergonzoso que la organización declare al Estado judío como un ocupante del Muro Occidental y de la Ciudad Vieja de Jerusalén.