Ante los ojos del corresponsal de la Agencia Federal Noticias en el centro de Kiev, en la calle Bogdan Khmelnitski, los miembros de un cuerpo del estado han sido grabados por los periodistas en una situación un tanto «anormal».

Cerca del edificio de la ópera la policía ha detenido una furgoneta Mercedes pintada con cólores de camuflaje y un coche. En los dos vehículos iban hombres con ropa militar y otros con ropa deportiva. Durante la inspección de ambos coches la policía ha encontrado grandas, cartuchos y pistolas.

Como informa el corresponsal de FAN, los detenido se portaban muy tranquilamente, e incluso algunos sonreían.

Los coches portaban unas pegatinas del «Maidan» y en las mangas de los chalecos también.

Justamente después de esto en los canales de televisión de Kiev se informaba sobre una operación especial del SBU. Se declaraba que los detenidos eran miembros de las «unidades especiales rusas» que preparaban una provocación cerca de las embajadas Polonia y Alemania.

Realmente, la operación se realizó conjuntamente entre la policía y los miembros del SBU.

Esto se está comentando por miembros de las fuerzas del estado pero no se ha hecho oficial. Algunos periodistas se ríen de ver a los supuestos «saboteadores» con ropa deportiva o en uniforme militar y además con un coche pintado de camuflaje repleto de armas. Es muy difícil pasar desapercibido. Es una obra teatral mal organizada.

Se espera que las autoridades culpen a los «rusos» de sus males como ya hemos venido informando en repetidas ocasiones.

 

 

Fuente