El régimen de Israel planea aprobar la construcción de 800 nuevos asentamientos en Al-Quds (Jerusalén) a finales del próximo mes.

De acuerdo con las fuentes locales, estas nuevas viviendas serán aprobadas para las regiones judías de Al-Quds en una próxima reunión del comité de planificación, junto con otras 114 unidades en barrios musulmanes.

El alcalde de la ciudad, Nir Barkat, también emitió una declaración, en la cual subrayó que la construcción en Al-Quds es “esencial, importante y continuará con toda su fuerza”.

Después de la aprobación, las nuevas unidades se convertirán en las primeras en construirse desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió al primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, que limite las actividades de asentamiento y también obstaculizará las llamadas conversaciones de paz. Los medios de comunicación israelíes anunciaron el lunes que se esperaba que el régimen de Tel Aviv aprobara una serie de planes para construir miles de nuevas viviendas en Al-Quds.

El régimen de Tel Aviv sigue sus políticas expansionistas en los territorios ocupados palestinos pese a que la construcción de asentamientos israelíes en tierras palestinas es considerada “ilegal” por las Naciones Unidas, la Unión Europea y un gran número de países y organismos internacionales.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos ilegales construidos en los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén), ocupados desde la Guerra de los 6 Días, en 1967.

Etiquetas: ; ;