La planta de fertilizantes de la central provincia siria de Homs, reinició su producción tras dos años de paralización, gracias a la consolidación de la seguridad en la zona por parte del Ejército, informó hoy el Ministerio de Industrias.

El ministro de la rama, Ahmed Al-Hamu, dijo además que ese éxito es el resultado de la eficiente cooperación entre las diferentes instituciones estatales.

Por su parte, el ministro de Petróleo, Ali Ghanem, dijo que por decisión del Comité de Energía y Recursos se suministrará a la planta un millón 200 mil metros cúbicos de gas, lo cual significa un ahorro de 150 millones de dólares anuales.

De igual forma, informó que garantizará fertilizantes a los agricultores, de alta calidad y a un precio inferior al 40 por ciento, con una producción de 260 mil toneladas anuales, una cifra similar a la obtenida antes del 2010.

Ghanem, junto a las autoridades de la provincia, participó también en la inauguración del pozo Sadad Ocho, al este de Homs y que produce entre 250 mil a 300 mil metros cúbicos de gas por día.

El ministro dijo que ese es el quinto pozo que entra en producción este año y fue perforado a una profundidad de tres mil 674 metros por especialistas y técnicos nacionales.

Precisó que desde el comienzo de este año y hasta la fecha, entraron en producción cinco pozos que compilan un millón 300 mil de metros cúbicos de gas, con lo cual el país alcanza actualmente 10 millones y medio de metros cúbicos de gas diariamente.

El campo gasífero Sadad se encuentra al oeste de Homs, a 110 kilómetros de Damasco, y la reserva geológica se estima en 15 mil 700 millones de metros cúbicos de gas.