Las tropas yemeníes han aniquilado a un número de mercenarios saudíes en operaciones de represalia en varias partes del país.

Las fuerzas del Ejército yemení y los comités populares han atacado una base militar en Najran, en el sur de Arabia Saudí, donde han matado a un número de mercenarios saudíes y han destruido a un vehículo militar en esta zona. Las unidades del Ejército yemení también han lanzado varios misiles Katyusha contra un centro de comandancia militar en el oeste de Najran.

Las fuerzas yemeníes asimismo han tomado el control de cuatro bases militares en una zona en la provincia de Taiz, en el suroeste de Yemen, donde han matado y herido a un número de mercenarios saudíes. Otros cuatro mercenarios también han muerto como consecuencia de ataques con misiles de las fuerzas yemeníes y los comités populares contra sus posiciones militares en la provincia central de Marib.

En la misma jornada de este sábado, las fuerzas del Ejército yemení y del movimiento popular Ansarolá han destruido a dos vehículos militares saudíes en Taiz y en la provincia norteña de Al-Yawf. Las tropas yemeníes realizan estas operaciones en represalia por los incesantes ataques saudíes que han dejado, desde su inicio el 26 de marzo de 2015, 12 mil civiles muertos, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Yemen ha sido testigo de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, desde hace más de dos años, los que tratan de socavar el movimiento popular Ansarolá y restaurar al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en el poder.