Brasil despierta hoy con los ojos puestos en el Congreso, donde comienzan a debatirse, entre otros temas, la denuncia por corrupción pasiva presentada por la Procuraduría General de la República (PGR) contra el presidente Michel Temer.

Para las 14:30 (hora local) está fijado el inicio de las sesiones de la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara de Diputados, en la que presentará su informe el relator de la acusación contra Temer , Sergio Zveiter, del gobernante Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Inmediatamente después que Zveiter se pronuncie por la admisibilidad, o no, de la denuncia la defensa del gobernante tendrá la posibilidad de ofrecer sus consideraciones orales sobre el mismo.

Según se espera, hoy debe producirse un pedido de vista (más tiempo para estudiar el informe) por cualquiera de los 66 integrantes del colegiado, por lo cual la discusión en torno al informe del relator comenzaría solo el día 12.

Este domingo, la presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF) Carmen Lúcia desestimó un pedido de legisladores de Red y del Partido Democrático Laborista (PDT) para suspender la tramitación de la denuncia y poder escuchar, entre otros, al titular de la PGR Rodrigo Janot y a los delatores Ricardo Saud y Joesley Batista.

La acusación de Janot se sustenta en elementos probatorios aportados por Saud y el propietario del frigorífico JBS, quien grabó una conversación con el gobernante en la cual este avalaba la compra del silencio de su aliado y ex titular de la Cámara baja Eduardo Cunha, preso y condenado a más de 15 años de cárcel.

Temer fue denunciado esta vez por aprovechar su condición jefe del Poder Ejecutivo para recibir ventajas indebidas por intermedio de su ex asesor especial y ex diputado federal Rodrigo Rocha Loures, filmado cuando recibía una maleta con medio millón de reales entregada por funcionarios del grupo JBS, investigado en la operación Lava Jato.

Sin embargo, es de esperar que en fecha cercana el propio jefe de la Procuraduría presente una nueva acusación, esta vez por obstrucción de la justicia.

De otro lado, el Senado Federal concita la atención por dos temas que deberán ser discutidos a partir de mañana. El primero de ellos es la votación en plenario de una reforma laboral impulsada por Temer e impugnada por centrales sindicales por considerar que de aprobarse precarizará el mercado de trabajo.

Si el proyecto de ley fuera aprobado sin alterar el texto al cual ya dio luz verde la Cámara de Diputados, este seguirá directo para sanción presidencial.

El Senado también deberá dar su visto bueno en el transcurso de ls próximos días a la indicación de Raquel Dodge para asumir la titularidad de la PGR en sustitución de Janot, quien culminará su mandato en septiembre venidero.