Una habitante que vive en el Donbass ha contado sobre la vida en la línea del frente.

«Nosotros vivimos a cerca de 500 metros de la posición ucraniana. Hacen fuego contra nosotros cada día. De aquella parte vuelan las balas. La casa ardió el año pasado, el 28 de agosto, ha llegado con ScHurovki», — ha contado.

«No sé qué decir sobre los ucranianos: Les deseo la muerte pues ellos nos matan, matan a nuestros hijos, mutilan a los vivos y a los no vivos. Esto es entre hermanos, y ellos no comprenden que esto es incorrecto. Restablecer y vivir paz en mi casa es lo que sueño, y no en el sótano», — ha añadido.

«Aquí parece que hay silencio pero cuando menos lo esperas alguien abre fuego y esta zona es muy insegur», — ha dicho el autor del vídeo.