Una habitante que vive cerca del frente ha contado cómo es su vida bajo los constantes bombardeos del ejército ucraniano y además sobre los continuos disparos que recibe en su casa. Para ello nos ha mostrado todos los agujeros de balas y proyectiles recibidos.

«Hemos recogido todos los proyectiles. La última vez nos dispararon antes del armisticio. Podéis mirar, la casa tiene todos los cristales con impactos, y hasta aquí no ha llegado ayuda humanitaria con la que poder reparar el cobertizo», — ha contado esta habitante.

«Sabemos desde dónde nos disparan. Están a 500 metros, sabemos dónde ellos están viviendo. Más abajo en esta zona se encuentran las casas que tienen ocupadas los soldados ucranianos», — ha añadido.

«Aquí podemos ver en todas partes los impactos. Podemos ver las huellas del armisticio. Muebles, ventanas, todo ha recibido impactos de parte de Ucrania», — ha concluido.

Etiquetas: ; ; ; ;