El archi recontra anticomunista y antirruso periodista polaco Tomasz Maciejczuk, para variar en las redes sociales encendió la polémica en una fecha importante para Polonia al recordar la “Masacre de Volinia”, recordando el 74° aniversario de este hecho con una mezcla de palabras apelando a la emoción, en fin captar la atención del lector: “El 11 de julio del año 1943 las formaciones de los nacionalistas ucranianos atacaron alrededor de 100 poblados en Volinia con el objetivo de eliminar a la minoría nacional polaca.
La operación para eliminar a los polacos la comenzó el líder de la Organización de Nacionalistas Ucranianos en Volinia-Dimitri Klyachivskiy. Su decisión causó controversia en la organización, que culminó con la aprobación de sus acciones del comandante de la Organización de Nacionalistas Ucranianos, Román Sukhevich. Sin embargo, no todos los ucranianos apoyaron la mascare y saqueos masivos. Hubo también quienes salvaron a los polacos, por lo que los banderianos los castigaron con la muerte”,
-escribió en su cuenta de Facebook.

Captura Facebook del fascista polaco Tomasz Maciejczuk

La siguiente frase es una ambigüedad tremenda y por supuesto un error, dado que culpa no solamente de por si al ocupante fascista alemán, sino también a su libertador que fue el Ejército Soviético y dejando como en el papel «casi bueno» a los fascistas ucranianos: “El 11 de julio Polonia que esta de luto por aquellos que vivieron bajo el yugo nazi-comunista recibió una cuchillada por la espalda de la Organización de Nacionalistas Ucranianos y el Ejército Insurgente Ucraniano”,-añadió en su publicación en la red.

Este sujeto en la siguiente frase omite algo que ya es un hecho, la enemistad que hoy experimentan la han hecho los propios fascistas ucranianos y los fascistas polacos. Han hecho lo suyo, entre si se demolen monumentos, que ocurren en las regiones fronterizas de ambos países, donde fueron recurrentes las escaramuzas que culminó en esa trágica masacre, que sin duda los banderianos la perpetraron. Hoy esa enemistad se traspasa en todos los ámbitos: “Hoy, los nietos de los “héroes del Ejército Insurgente Ucraniano” piden ayuda a los polacos en su lucha contra la agresión rusa, y también ayuda a la entrada en la Unión Europea y la OTAN. Los polacos se están preguntando cada vez así mismos-¿nosotros necesitamos esto?”,-parafrasea Tomasz Maciejczuk.

Y por último, y como omitiendo, e inclusive no verse el ombligo propio, argumenta la manoseada opinión de equiparar al comunismo con el fascismo, denostando el rol jugado por la URSS en la liberación no solo de Polonia, sino de casi toda Europa de las garras del fascismo Alemán. En esta última parte de su publicación se insinúa como un “guiño amistoso” a los que en correspondencia a los hechos históricos y ser culpables de la Masacre de Volinia deberían ser sus irreconciliables enemigos-los fascistas ucranianos de la OUN-UPA (Organización de Nacionalistas Ucranianos y el Ejército Insurgente Ucraniano) jugando con lo que representa un hecho doloroso: “La masacre de Volinia fue la mayor operación de la Organización de Nacionalistas Ucranianos y el Ejército Insurgente Ucraniano y se convirtió en el mayor error, debido a que los principales enemigos del pueblo ucraniano fueron los nazis y los comunistas, y no los niños, mujeres y ancianos polacos que viven en la región de Volinia.
100.000 civiles fueron asesinados brutalmente…Duele? Si, mucho. Y mientras los ucranianos no se preocupan por nuestro dolor-ninguna amistad habrá.”
-concluye este “Pani” polaco.

Hay una foto rondando por ahí de este sujeto que dejaría la mayoría de las palabras expresadas en su publicación como listo para ser enviado a la papelera, ya que más que hacer respetar una verdad histórica (el hecho de la masacre), la mezcla con los argumentos de un típico anticomunista, antisoviético y antirruso frustrado. Juzguen ustedes mismos la foto…por sus frutos los conocerán o mejor dicho, por sus hechos…

El fascista polaco Tomasz Maciejczuk «guardando la memoria histórica» de su país.

Etiquetas: ; ; ; ;