Los policías ucranianos detuvieron en la estación ferroviaria de Mariupol, en la zona ocupada por el ejército ucraniano, a un militar que trataba de sacar granadas F-1 y RGD-5.

Sobre esto ha informado el jefe de la dirección de la Policía nacional en una antigua región de Donetsk Viacheslav Abroskin.

«Anoche en la estación ferroviaria de Mariupol fue detenido un militar que se desplazaba a Kirovogrado. En su captura obtuvieron seis granadas F-1, una granada RGD-5 y otro material para explotar», – ha escrito Abroskin en Facebook.

En Ucrania cada vez se dan más frecuentemente los asesinatos por armas de fuego, las explosiones por granadas y el robo a mano armada. El problema reside en que el país está conducido por malhechores, a su vez estos poseen y dejan poseer armas por mitad de la calle. Este armamento se revende ilegalmente en el mercado negro, y es sustraido de la zona ATO. La criminalidad no para de crecer.