El Tribunal de Estrasburgo avaló este martes la prohibición del niqab en Bélgica, al considerar que la ley nacional y varias disposiciones municipales que formalizan esa medida son compatibles con el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

En dos sentencias, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló que la ley del 1 de junio de 2011 y las disposiciones que algunos Ayuntamientos habían adoptado en 2008 para impedir la utilización en el espacio público de prendas de ropa que oculten total o parcialmente el rostro no vulneran el Convenio.

Esa restricción, según los jueces europeos, «puede pasar por proporcionada en relación con el fin perseguido, es decir, la convivencia en la sociedad», en tanto que «protección de los derechos y libertades de los demás». En definitiva, esa medida legal puede pasar «por necesaria en una sociedad democrática».

El Tribunal de Estrasburgo mantuvo así la jurisprudencia aplicada en otra sentencia sobre Francia de 2014 en los mismos términos y sobre circunstancias similares.