Los terroristas han abierto fuego contra los suburbios de la mayor ciudad de Siria. La región de Haleb al-Dzhadida ha sufrido los ataques indiscriminados de los terroristas.

Un de los proyectiles ha impactado cerca de una mezquita. Como resultado de la explosión han muerto cinco civiles, y una multitud de personas han resultado heridas.

El Estado Islámico abre fuego también contra el barrio de Rashidin al sudoeste de Alepo.