Comerciantes de Hamburgo reclamaron un monto de 18 millones de euros por los daños causados en sus locales por los manifestantes durante las protestas contra la cumbre del G20, informó hoy la cadena alemana NDR.

La Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Hamburgo trasladó su petición a Olaf Scholz, alcalde de esa ciudad ubicada al norte de Alemania, en la cual se reunieron los líderes de las primeras 20 economías del planeta el 7 y 8 de julio.

La televisora señala que la cantidad exigida por la agrupación no solo contempla los costes por los destrozos y reparación, sino también por las medidas de seguridad que sus integrantes tuvieron que aplicar de cara a la cita internacional.

En la misiva, el grupo de comerciantes propuso al ayuntamiento de la urbe que les permita abrir dos domingos adicionales durante la campaña navideña para compensar esa pérdidas.

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó los protestas durante el Grupo de los Veinte (G20) y aseguró que las autoridades compensarán a los afectados por los actos de vandalismo.

Recientemente trascendió que después del cierre del evento, el ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, exhortó al resto de países de la Unión Europea a colaborar en la identificación de los responsables de accciones violentas durante esos días.

Con esta acción, Maas busca que el resto de titulares de Justicia europeos abran con carácter urgente diligencias procesales en sus respectivos países, dado que son territorios que se encuentran fuera del ámbito de la jurisdicción germana.