Rusia podría expulsar a unos 30 diplomáticos de Estados Unidos y congelar algunos activos estadounidenses, en el marco de un acto de represalia, han informado este martes las fuentes diplomáticas.

De acuerdo con las fuentes estatales, esto se produjo meses después de que Estados Unidos expulsara a 35 diplomáticos rusos acusados de espionaje a favor del Kremlin.

“Hay un acuerdo preliminar sobre la celebración de una reunión entre el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, y el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Thomas Shannon, en San Petersburgo. Si el compromiso no se encuentra allí, tendremos que tomar tales medidas”, según una fuente de la Cancillería rusa.

El Gobierno del expresidente estadounidense, Barack Obama, anunciara a finales de diciembre de 2016 nuevas sanciones contra Rusia y decretó la expulsión de 35 diplomáticos rusos, considerados por Estados Unidos miembros de los servicios secretos. Además ordenó el cierre de dos mansiones en Centreville, Maryland, y Oyster Bay, Nueva York, que supuestamente eran utilizadas para espionaje.

A juicio de Washington, estas sanciones fueron impuestas por los presuntos ciberataques de Moscú en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre en Estados Unidos en las que el republicano Donald Trump salió ganador. Rusia ha rechazado en reiteradas ocasiones estas acusaciones en su contra.

Etiquetas: ; ; ;