El dueño de la vivienda decidió revisarla después de haber sido alertado por los vecinos sobre la llegada de elementos de la Marina al inmueble.

La noche de este lunes, la Procuraduría de Justicia mexicana decomisó 38 armas largas, cinco granadas de fragmentación, seis chalecos tácticos, 94 bolsas plásticas con cartuchos y cuatro granadas calibre 40, entre otro armamento, en una vivienda ubicada en la ciudad de General Escobedo (Nuevo León, México), informa el periódico ‘ABC’.

El propietario del inmueble lo estuvo rentando por varios meses y no se percató de que nada ilegal hasta que fue avisado por sus vecinos sobre la llegada de los elementos de la Marina, que el fin de semana detuvieron a tres personas en el lugar. El hombre se llevó una gran sorpresa al descubrir que sus inquilinos habían escondido entre las paredes de su casa un gran arsenal de armas.

Se estima que el 60% de los hechos violentos registrados en General Escobedo este año están relacionados con el crimen organizado. Hasta el momento, la identidad de los detenidos no ha sido revelada.