Los empleados del servicio de seguridad de Correos de Rusia junto con los agentes del FSB de Moscú y Podmoskovye han cerrado un gran canal de suministro de drogas al territorio del país.

Como informa el«Periódico. Ru» con referencia al servicio de prensa de Correos de Rusia, en el paquete postal internacional de Alemania según los documentos de acompañamiento debía encontrarse un puzzle infantil, el cual lo conformaba 18 mil piezas. Sin embargo en cambio han descubierto allí cerca de 30 kg de droga.

Se ha establecido que un ucraniano y una habitante de la región de Astracán han llegado a acuerdos con varios empleados de dos secciones de Moscú para enviar el cargamento a personas ficticias.

 

Fuente