Las fuerzas gubernamentales sirias recuperaron varios puntos en el área desértica al sur de la base aérea militar de Al-Seen y continuaron presionando a los insurgentes respaldados por los Estados Unidos en el área. Este avance es parte del esfuerzo más amplio encaminado a aislar a las guarniciones retenida por los estadounidenses en la frontera con Irak.

Mientras tanto, el ejército sirio y sus aliados han capturado completamente el campo de gas de Al-Hail y las colinas cercanas de los terroristas del “Estado Islámico” al sur de la ciudad de Sukhna (Sukhanah), ubicada en la carretera Palmira-Deir ez Zor.

Fuente