Omán ratificó hoy su voluntad de expandir las relaciones con Irán, particularmente la cooperación económica y comercial, con independencia de vaivenes políticos como el que afecta a la región del golfo Pérsico por la crisis con Qatar.

El Gobierno omaní subrayó esa postura al comentar la visita oficial que inició el miércoles a Teherán el ministro de Relaciones Exteriores, Yousuf bin Alawi bin Abdullah, quien fue recibido por el presidente Hassan Rouhani y su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif, entre otras autoridades.

‘Deseamos estimular el volumen del intercambio comercial con Irán, que alcanzó los 1,2 mil millones de dólares’, destacaron fuentes locales al recordar que el ministro de Comercio e Industrias del sultanato, Masoud Al-Sunaidy, manifestó el mes pasado el interés de multiplicar ese trueque.

A mediados de junio, Al-Sunaidy subrayó en una reunión con el embajador iraní aquí, Mohammad Reza Nouri Shahroudi, la necesidad de que el intercambio económico y comercial entre Teherán y Muscat llegue a los dos mil millones de dólares para finales de este año.

La agencia oficial ONA indicó que en las reuniones separadas de Rouhani y Zarif con Bin Alawi discutieron también los ‘acontecimientos regionales’, en clara referencia a la disputa surgida el 5 de junio entre cuatro de los seis países árabes del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahrein rompieron relaciones diplomáticas con Qatar al acusarle de promover y financiar el terrorismo, e interferir en sus asuntos internos, un paso que incluyó un severo boicot fronterizo, aéreo y comercial y al que se adhirió Egipto.

Esos países, aglutinados en el Cuarteto Árabe, presionan a Doha para que reduzca sus vínculos con Teherán, cierre una base militar turca, deje de apoyar a organizaciones islamistas radicales y clausure el canal televisivo Al-Jazeera, entre otras demandas.

Omán y Kuwait, que completan los seis miembros del CCG, no se sumaron al boicot que lidera el reino saudita y, además, son las naciones de ese bloque que mantienen contactos más fluidos con la república islámica persa.

De hecho, el canciller del sultanato describió ayer como ‘satisfactorio’ el actual nivel de relaciones con Irán durante la audiencia que le concedió el presidente Rouhani, a quien le trasmitió saludos y deseos de bienestar y prosperidad del sultán Qaboos bin Said, que reciprocó el anfitrión.

Sin revelar pormenores de las conversaciones, voceros iraníes y omaníes destacaron que, además de asuntos bilaterales, se tocaron temas regionales y la importancia de resolverlos por medios diplomáticos.

‘Dados los buenos lazos Omán-Irán, Muscat está decidido a promover más las relaciones comerciales, económicas y políticas. Una distancia marítima corta entre ambos países es una oportunidad apropiada para estimular los lazos en todos los campos’, recordó la prensa local citando al ministro Al-Sunaidy.

Etiquetas: ; ;