Malasia informó hoy que los pedazos de escombros encontrados en Seychelles no provienen del vuelo MH370 que desapareció en marzo de 2014 camino a Beijing con 239 personas a bordo.

Varios restos fueron recolectados de las islas del océano Índico y la costa este de África, y al menos tres de ellos fueron confirmados como procedentes del Boeing 777, reflejó el sitio digital www.bernama.com.

Seychelles informó la víspera el descubrimiento de dos pedazos de escombros en una isla que parecía ser de un avión, y notificó a Malasia.

Pero Kuala Lumpur llegó a la conclusión de que los restos hallados no provenían de la aeronave después de ponerse en contacto con la Autoridad de la Aviación Civil de Victoria para obtener más información.

Azharuddin Abdul Rahman, director general de la aviación civil malasia, dijo en un comunicado que el equipo de investigación del MH370 evaluó las partes encontradas y confirmó que no pertenecen al Boeing 777.

La ubicación del avión desaparecido es uno de los misterios más grandes del mundo de la aviación, y se piensa que esté debajo del océano Índico.