Ahmad Badr al-Din Hassoun/caption]
Siria da una lección de reconstrucción en medio de una guerra impuesta, afirmó hoy el gran mufti de esta nación del Levante, jeque Ahmad Badr al Din Hssoun, desde el jardín de la infancia en la mezquita de Alepo.

El máximo intérprete de la Sharia, ley islámica, en Siria, subrayó que ‘el que mata en nombre del islam nunca lo ha conocido’, subrayó poco antes de pronunciar la clásica oración del viernes musulmán.

La actual constitución del país reúne a todos los sirios por encima de cualquier base confesional y esta lección de reconstruir no se impone por la espada y todos deben aprenderla, precisó el gran mufti.

En el mensaje, en tono pausado y ante una gran cantidad de fieles, dijo que los ‘sometidos a Occidente deben aprender de esto porque Siria no se inclinó ante ellos’ y reconoció el valor de los alepinos, donde después de varios años la mezquita de la ciudad vuelve a vivir.

Hassoun afirmó que el presente ‘alto el fuego en tres zonas de Siria, vino a petición de los extremistas armados después de la llegada de las fuerzas sirias a la frontera iraquí y jordana’.

‘Siria no necesita lecciones en el Islam ‘ e indicó, por ejemplo, que Irán vino a ayudar a apoyarnos ‘ y aclaró que ‘la lucha en Palestina es para recuperar sus derecho, no es una lucha contra los judíos.’