La primera ministra de Australia, Julie Bishop, dijo que el juicio por el derribo del vuelo MH17 en el este de Ucrania podría realizarse en ausencia de los imputados.

En una entrevista con el canal de televisión ABC, Bishop recordó que la resolución 2166 aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU el 21 de julio de 2014, cuatro días después de que una aeronave de Malaysia Airlines con 298 personas a bordo fuera derribada en la provincia de Donetsk, insta a todos los Estados a cooperar plenamente con los esfuerzos encaminados a establecer las responsabilidades.

«Y nos aseguraremos de que así suceda. Y haremos todo lo que podamos. Es posible que haya que celebrar un juicio en ausencia», dijo la primera ministra de Australia.

Los fallecidos a bordo del MH17 eran representantes de una veintena de países, en su mayoría holandeses pero también 38 australianos.

Bishop llamó a Rusia a cumplir la resolución 2166 y hacer lo posible por llevar a los responsables ante la justicia.

El ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, anunció a principios de este mes que

Expertos de Ucrania, Países Bajos, Australia, Bélgica y Malasia conforman el llamado Equipo de Investigación Conjunto (JIT) que se encarga de esclarecer el siniestro.

En su informe del 28 de septiembre de 2016, el JIT concluyó que el avión de Malaysia Airlines que realizaba el vuelo MH17 de Ámsterdam a Kuala Lumpur fue alcanzado por un misil del sistema antiaéreo Buk supuestamente transportado desde Rusia a un área bajo control de las milicias de Donetsk.

Rusia calificó el informe de contradictorio y preconcebido y afirmó que no hay pruebas concretas que confirmen la hipótesis del grupo internacional.

El Ministerio de Exteriores de Rusia dijo que el grupo investigador hizo caso omiso de una importante información ofrecida por la parte rusa.

Así, Holanda no solicitó a los especialistas rusos los datos del radar que registró la trayectoria del avión.

La Agencia rusa de Transporte Aéreo dijo que, según los datos del radar, ningún objeto se aproximó al avión del lado de las milicias de Donbás.

El vicepresidente de la institución, Oleg Storchevoi, cuestionó al JIT por «empeñarse en querer probar lo contrario».

El consorcio ruso Almaz-Antey, fabricante del sistema antiaéreo Buk, afirmó por su parte, tras haber realizado varios experimentos, que el avión malasio fue derribado con un misil 9M38, disparado desde una zona controlada por el Ejército ucraniano.

Etiquetas: ; ; ; ; ; ; ; ;