Una persona murió y al menos 37 policías y 19 residentes resultaron heridos en la isla de al-Warraq, en el río Nilo, después de que los residentes se enfrentaron con las fuerzas de seguridad que vinieron a demoler edificios que afirmaban haber sido erigidos ilegalmente.

Entre las víctimas hay al menos 28 oficiales de policía, más de una docena de empleados de servicios urbanos, decenas de habitantes locales. Se especifica que una persona murió.

A pesar de la suspensión temporal de las operaciones, el primer ministro del país Sherif Ismail aseguró que el trabajo continuará en aras de «la autoridad del poder del Estado». Sin embargo, admitió que algunas de las viviendas pudieron ser legitimas.

Fuente