Para principios de septiembre se esperan en las calles del país unas diez mil personas exigiendo elecciones anticipadas.

El Frente Democrático, que une a las principales fuerzas de oposición en Montenegro, tiene intención de iniciar protestas en masa. Invitará a todas las fuerzas de la oposición y a las organizaciones no gubernamentales. La meta es conseguir unas elecciones anticipadas al parlamento para 2018, cuenta el líder de FD Milano Knezhevich. Según sus palabras, una de las principales causas del descontento con la política gubernamental es la rusofobia y una posición en favor de la OTAN.

— Montenegro con su política represiva por parte del régimen actual se encuentra al borde de una guerra civil. En el país se profundizan cada vez más los problemas sociales y económicos. La élite dirigente trata por todos los medios de obstaculizar actividades que apoyen la anulación de las sanciones a Rusia, la anulación del reconocimiento e independencia de kósovo y la realización de un referendum sobre la entrada del país en la OTAN, —  ha contado a «Las Noticias» Milano Knezhevich.

En el Movimiento por la neutralidad de Montenegro, una de las principales organizaciones en el país que se oponen a la OTAN, ha apoyado la iniciativa.

— La oposición política boicotea ahora el trabajo del parlamento en relación a las causas de peso, ya que los totales de las últimas elecciones fueron fabricados. El partido dirigente se abasteció con el primer lugar en las elecciones, también justifica la entrada del país en la OTAN, ha declarado también la participación de la oposición en la revuelta estatal durante las elecciones, — ha explicado a «Las Noticias» el líder de la organización Stefan Dzhukich.

A los líderes del Frente Democrático, Milano Knezhevich y Andriy Mandich, los acusan de planear por medio de Rusia un golpe de estado el día de las elecciones al parlamento del día 16 de octubre del año pasado. Ambos están procesados y esto crea más tensión en el país. Las primeras audiencias deben tener lugar los días 19-21 de julio.

El Partido de los Socialistas Democráticos y a la cabeza de éste Milo Đukanović (dirige en realidad Montenegro desde 1991) no atiende ninguna de las exigencias de la oposición, ni tampoco de cualquier ciudadano. No se ha dignado a responder a la población en relación al referéndum sobre la OTAN que la mayoría pedía. Además se sumó a las sanciones anti rusas ocasionando grandes pérdidas a la economía del país.

— En Montenegro han sido implantadas artificialmente la rusofobia y la serbofobia, aunque ambas no son apoyadas por los ciudadanos de la nación. Contra todo esto actúan los líderes del Frente Democrático, — ha contado a «Las Noticias» el director del Centro Balcánico de Cooperación Internacional Víctor Kolbanovsky.

Según el experto, la creación de enemigos internos es un modo de supervivencia de la élite dirigente montenegrina, como resultado el grado de tensión en el país crece constantemente y ahonda más la crisis.

 

 

Fuente