La tripulación de los aviones MiG-31 de la Flota rusa del Pacífico ha llevado a cabo ejercicios de vuelo táctico para interceptar un misil de crucero supersónico en las capas estratosféricas de la Tierra.

El combate tuvo lugar sobre la península de Kamchatka, en el Lejano Oriente ruso.

El misil sobrevolaba la zona a una altitud de más de 12.000 metros y a tres veces la velocidad del sonido. El proyectil fue lanzado desde un «equipamiento naval», dijo el capitán Vladímir Matveyev, del servicio de prensa de la Flota, sin precisar si se trataba de un buque o un submarino.

«El misil de crucero fue lanzado en el mar de Ojotsk desde un equipamiento naval. La unidad de cazas del aeropuerto de Yelízovo destruyó el objetivo con misiles aire-aire», añadió Matveyev.

El ataque fue realizado en la víspera del Día de la Aviación Naval, que se celebra en Rusia cada 17 de julio desde 1996.

Fuente

Etiquetas: ; ; ;