La venta a Turquía de los sistemas antimisiles rusos S-400 Triumf será un evento revolucionario en el mercado de armas, sostuvo el vicedirector del Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías de Rusia, Konstantín Makienko.

«Lo más sensible en el mercado armamentístico es la venta de complejos de aviación, cazas y sistemas antimisiles de largo alcance. Esto implicaría un sismo y un evento revolucionario en este mercado en caso de que los turcos realmente compren a Rusia sus sistemas S-400», dijo Makienko en una entrevista al diario ruso Vzglyad.

¿Por qué todavía todo puede cambiar?

El experto destacó que la información sobre la posible compra de Ankara de los S-400 no significa que los sistemas antimisiles rusos realmente sean adquiridos.

«Mientras no exista un contrato y mientras la implementación de las condiciones aún no se concrete no se puede estar seguro», recalcó.

Así, Makienko hizo referencia a la situación vivida en 2013, cuando la empresa china CPMIEC ganó la licitación para el suministro a Turquía de sus sistemas antimisiles de largo alcance.

No obstante, tras conocer esta noticia, los aliados de Ankara en la OTAN presionaron a las autoridades turcas para que cancelaran la licitación.

¿Por qué el contrato es tan importante para Rusia?

Recientemente, la agencia Bloomberg, citando a una fuente turca de alto rango, comunicó que Ankara estaba dispuesta a pagar 2.500 millones de dólares por el suministro de estos sistemas rusos.

Esta suma es de gran importancia para Rusia debido a que su programa estatal de armamento culminará en 2020.

Se prevé que en ese año el financiamiento se reduzca de una manera brusca.

Ankara busca a nuevos aliados fiables fuera de la OTAN 

La agencia informó que un acuerdo de esta naturaleza evidencia que Ankara le está dando la espalda a la OTAN.

De acuerdo con Bloomberg, este enfriamiento en las relaciones con Occidente se debe al apoyo de Washington a los kurdos en el conflicto armado en Siria.

Además, las acusaciones de una vuelta al autoritarismo provenientes de la UE echaron más leña al fuego.

No obstante, el profesor de la Universidad de Relaciones Internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia Kirill Kóktish afirmó que la adquisición de los S-400 rusos por parte de Turquía puede explicarse no solo por motivos políticos, sino por razones estratégico-militares.

Actualmente, entre Turquía y Europa y EEUU hay un bajo nivel de confianza y las relaciones están basadas en un mínimo de planes estratégicos.

«Es comprensible que Turquía esté probando otro vector estratégico y busque nuevos aliados más fiables que en cualquier caso van a tratar al país con respeto y sin perjuicio de sus intereses», dijo Kóktish a Vzglyad.

Asimismo, el profesor destacó que los suministros de este tipo de armas, como es el S-400, se realiza solo en caso de que las contrapartes estén seguras de que sus relaciones militares serán duraderas

Esta es la razón por la cual ahora se puede hablar de un evidente acercamiento entre ambos países.

Además, Kóktish agregó que el deseó de Ankara de comprar a Rusia sus sistemas antimisiles habla de «la calidad de las armas del país eslavo y la seguridad de sus suministros».

¿Dónde se desplegarán los sistemas antimisiles S-400?

Acerca de los lugares para el posible despliegue de los S-400, Makienko mencionó dos sitios.

El experto consideró que un regimiento de los S-400 puede ser desplegado en la región entre el estrecho de Bósforo y el de los Dardanelos.

«Otro o protegerá a Ankara o se ubicará en el sureste del país otomano, cerca de la frontera de Turquía con Siria e Irak», concluyó.

Etiquetas: ; ; ; ;