(Foto Archivo)
Un grupo de 153 radicales sirios depuso las armas en el marco del programa de reconciliación nacional para obtener amnistía y volver a la vida civil, informó a Sputnik una fuente informada en la provincia de Homs.

“Un total de 153 personas de las cercanías de Homs dejaron sus armas y recibieron una amnistía por el programa de reconciliación nacional”, dijo la fuente. El Ministerio sirio de Reconciliación Nacional negocia a través de intermediarios con ciudadanos sirios que luchan al lado de las formaciones armadas ilegales dentro del marco del programa estatal.

Las autoridades sirias ofrecieron a los ciudadanos entregar sus armas y someterse a un proceso de rehabilitación para regresar a la vida pacífica, tras recibir una amnistía de acuerdo con el decreto del presidente sirio, Bashar al-Ásad.