El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió ayer en un foro de alto nivel sobre desarrollo sostenible que las desigualdades en el planeta alcanzan proporciones inadmisibles y deben reducirse.

Si bien es cierto que la globalización y el progreso tecnológico de las últimas décadas han mejorado la vida de las personas y ayudado a muchos a salir de la pobreza, también lo es que han acentuado la inequidad, afirmó en el segmento ministerial del foro del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (Ecosoc).

De acuerdo con el secretario general, un ejemplo de ese escenario es que apenas ocho personas concentren tanta riqueza como la atribuida a la mitad de la población mundial, unos tres mil 500 millones de seres humanos.

No menos lamentable es el hecho de que una parte importante de la población quedó atrapada en cinturones de pobreza, al igual que el desempleo juvenil con su devastador impacto en las futuras generaciones, dijo.

Para Guterres, la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible representa un gran potencial para enfrentar estos y otros desafíos de la humanidad.

Se trata de una plataforma que aspira a no dejar a nadie atrás, a erradicar la pobreza y a crear condiciones para que la gente recupere la confianza en los sistemas políticos nacionales y en los multilaterales, como la ONU, subrayó.

El foro del Ecosoc sesiona aquí del 10 al 19 de julio, con el propósito de analizar la marcha de la implementación de varios de los 17 objetivos de desarrollo incluidos en la Agenda 2030, adoptada en septiembre de 2015.

Etiquetas: ; ; ;