El jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, propuso crear en Ucrania un nuevo Estado para el periodo de transición de tres años.

«El régimen de Kiev no es capaz de acabar con la guerra civil, proponemos establecer el Estado de Malorrusia, un Estado joven e independiente para un periodo de transición hasta 3 años», dijo a los periodistas.

Según Zajárchenko, «Ucrania ha demostrado ser un Estado fallido» y la situación «ha llegado a un callejón sin salida».

La creación del nuevo Estado ayudará a terminar el conflicto en Donbás, mientras los residentes de las regiones y la comunidad internacional deben apoyar esta idea, señaló.

Alexandr Zajárchenko, propuso decretar el estado de excepción durante la creación de nuevo Estado en Ucrania, la llamada Malorrusia.

«Debido a un grave estado económico del país, al posible caos y desintegración y la posibilidad de que se desate «una guerra todos contra todos», consideramos necesario imponer el estado de excepción por un periodo de tres años», dijo.

Zajárchenko explicó que este periodo terminará con la aprobación de la constitución del nuevo Estado.

Señaló que un comité encargado de la creación del nuevo Estado definirá en su próxima reunión dentro de un mes su forma de gobierno.

Por su parte, el viceprimer ministro, ministro de Ingresos y Tributos de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Timoféev, declaró que la Constitución del Estado de Malorrusia será aprobada en un referéndum popular tras un amplio debate.

«La Constitución de Malorrusia está en proceso de preparación y se aprueba en su variante inicial por la Asamblea Constitucional y pasa a un referendo popular, luego de realizarse una amplia discusión social tanto a nivel regional como federal», afirmó el alto funcionario.

Matvéev indicó que el nuevo Estado será un ente federativo con amplia autonomía y leyó el acta constitucional sobre la creación de un «nuevo Estado» con capital en Donetsk, que sería heredero legal de Ucrania.

El político señaló que esta variante «permitirá detener la guerra».

«Nosotros, los representantes de la antigua Ucrania, anunciamos la creación de un nuevo Estado, heredero legal de Ucrania; concordamos en que el nuevo Estado se llamará Malorrusia, ya que el apelativo de Ucrania se desacreditó; la capital de Malorrusia será la ciudad de Donetsk», señaló.

Según Timoféev, los órganos centrales del nuevo Estado se encargarán del presupuesto federal, el Ejército y los servicios secretos.

«Proponemos elegir representantes de todas las regiones a la Asamblea Constitucional que instaure el país Malorrusia y apruebe la nueva Constitución», declaró.

Timoféev señaló que la futura Constitución de Malorrusia supondrá «el estatus no alineado del país, la igualdad de derechos de las religiones y confesiones tradicionales, la reanudación de la participación en la Comunidad de Estados Independientes, el restablecimiento de las relaciones con Rusia y la celebración de conversaciones tripartitas Malorrusia-Rusia-UE».

«Malorrusia es un Estado multinacional, cuyos idiomas oficiales son el malorruso y el ruso, manteniendo los derechos de las lenguas regionales», indicó, leyendo un fragmento del acta constitucional del nuevo Estado.

El político señaló que la propuesta contempla la posibilidad de mantener la exención de visados con la UE en caso de que Bruselas no se oponga.

Además, Timoféev abogó por «erradicar la oligarquía, incluido a nivel legislativo».

La bandera nacional de Malorrusia será el pabellón de Bogdán Jmelnitski, líder de la rebelión de cosacos que separó a Kiev y Zaporozhie de la Mancomunidad de Polonia Lituania y las adhirió al Imperio Ruso en la segunda mitad del siglo XVII.

«Nuestras propuestas no contradicen (los acuerdos de) Minsk-2, de hecho son el cumplimiento de Minsk; en Minsk no se define cómo debe llamarse (el país), se refiere a la integridad de las fronteras, la soberanía; pues bien, declaramos la soberanía y la integridad de las fronteras», afirmó ante la prensa.

Las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) crearán un comité para preparar la Constitución del nuevo Estado de Malorrusia, declaró el asesor del jefe de la RPD, Alexandr Kazakov.

«El comité organizador propone elegir un comité ejecutivo como un organismo coordinador integrado por tres personas», dijo Kazakov a la prensa.

Agregó que «el comité se encarga de preparar y publicar la versión final de los documentos, establecer el contacto con representantes de las regiones de Malorrusia e informar a las instituciones internacionales y a todas las personas interesadas sobre la propuesta de elaborar el proyecto de la Constitución».

Según Kazakov, se propone que el comité ejecutivo sea integrado por tres personas: el jefe de la RPD, Alexandr Zajárchenko, el vice primer ministro Alexandr Timoféev y Viacheslav Gubin que también está en la mesa presidencial.

En abril de 2014 Ucrania lanzó una operación militar en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk, donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Kiev considera las repúblicas autoproclamdas como territorios ocupados y a las milicias de Donbás como fuerzas terroristas.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en unos 10.100 muertos.