Miembros de la milicia Basij, subordinada a la Guardia Revolucionaria iraní.

Un alto mando militar asegura que las posibles sanciones de Washington contra Teherán podrían ser desastrosas para las fuerzas estadounidenses en la región.

Un alto comandante de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) —la mayor organización militar de Irán— ha advertido a EE.UU. del «gran riesgo» al que se enfrentaría si denomina a esa organización como grupo terrorista o si aplica nuevas sanciones a Teherán.

«Incluir a los CGRI en la misma categoría que los grupos terroristas y aplicar sanciones similares contra los CGRI es un gran riesgo para EE.UU. y para sus bases y fuerzas desplegadas en la región», declaró el lunes el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, Mohammad Hossein Baqeri, según informa Reuters citando a Sepah News, el sitio oficial de noticias de la Guardia Revolucionaria.

Baqeri no detalló las posibles consecuencias que, de ser aplicada tal medida contra los CGRI, podrían enfrentar Washington o sus militares, cuya tentativa fue dada a conocer el pasado febrero por fuentes de la Casa Blanca.

Washington no cambia de parecer

Entretanto, otro funcionario de la Casa Blanca recién confirmó la decisión de imponer sanciones contra Teherán, sin revelar contra quién se impondrán las medidas ni cuándo entrarán en vigor.

«Estamos introduciendo nuevas sanciones para responsabilizar a Irán de su comportamiento en varios campos, en particular con respecto a su programa de misiles», aseguró este martes el representante gubernamental bajo condición de anonimato.

El Senado estadounidense ya había aprobado a mediados de junio un paquete de sanciones contra Irán, país al que EE.UU. acusa de manejar un programa nuclear no autorizado y promover el terrorismo.