Los abogados del expresidente peruano, Ollanta Humala, y su esposa, Nadine Heredia, pidieron ayer a una corte de apelaciones anular la orden de 18 meses de prisión preventiva a la que están sometidos desde el jueves último.

El defensor de Humala, Julio Espinoza, y de Heredia, Wilfredo Pedraza, señalaron que según los plazos establecidos, esperan que la corte de apelaciones resuelva el recurso presentado dentro de una semana, tras una audiencia de alegatos de las partes.

Espinoza explicó que la apelación argumenta que la prisión por 18 meses, sin condena, es una medida desproporcionada y que existían otras medidas legales alternativas de prevención sin encarcelar a la pareja, criterio que comparten casi todos los juristas, que critican la drástica medida.

Añadió que la decisión tomada por el juez Richard Concepción Carhuancho alega -además de la posibilidad que los investigados sean condenados- que Humala y Heredia pueden fugar o perjudicar las pesquisas, iniciadas hace 30 meses; lo que en opinión del abogado no fue sustentado correcta ni suficientemente.

La pareja cumplió hoy cinco días de reclusión, ella en un área aislada de un presidio común de mujeres y él en una cárcel policial que comparte, sin contacto, con el expresidente Alberto Fujimori, quien cumple una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad y corrupción.

Humala y Heredia son acusados de lavado de activos por la presunta recepción y uso en su campaña electoral y en provecho propio, de aportes extranjeros de origen supuestamente ilícito.

Entre esos aportes el fiscal del caso, Germán Juárez, mencionó tres millones de dólares que la empresa brasileña Odebrecht dice que les entregó por encargo del Partido de los Trabajadores de ese país, con fines electorales.

La pareja encarcelada niega esas imputaciones y alega que, en todo caso, recibir y usar discrecionalmente ese tipo de contribuciones no es ilegal según la legislación vigente que solo considera faltas las infracciones a las normas sobre finanzas electorales.

Etiquetas: ; ; ; ;