Tras varias medidas de fuerza, los empleados del metro de Buenos Aires encabezaron ayer un nuevo paro que se extenderá durante tres jornadas con interrupciones totales en algunas líneas por dos horas.

La víspera, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) anunció que ante la falta de convocatoria de una nueva discusión salarial quedará afectado el servicio en distintos horarios de las seis líneas del metro, que desplaza diariamente a millones de personas.

‘Luego de transcurridos 141 días del vencimiento de nuestra paritaria (convenios salariales) y a pesar de haber realizado diversas acciones que no afectaron el servicio reclamando la apertura de la misma, hasta el día de la fecha no hemos sido convocados por la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad’, señalaron los metrodelegados.

El plan de lucha arranca este miércoles con la interrupción total de las líneas A y C en los horarios de 21 a 23 horas y el viernes se aplicará la misma fórmula para las rutas D, E y el premetro, en tanto el lunes venidero pararán la B y la H entre de las 05:00 a las 07:00 horas.

Queremos dejar claro que durante más de cuatro meses intentamos que se nos convoque a la mesa a través de varias medidas, entre ellas la aperturas de molinetes, sin recibir respuesta por parte de Metrovias y el Gobierno de la ciudad, sostuvo el texto de la Asociación.

Asimismo, apuntan que han buscado una modalidad que permita a los usuarios utilizar diversas combinaciones para poder trasladarse durante la realización de esta protesta y en caso de ser citados para dar inicio a un nuevo diálogo suspenderán la medida más cercana a la citación.

Etiquetas: ; ; ; ;