Al menos 22 civiles murieron y varios otros resultaron heridos como consecuencia de nuevos ataques aéreos de Arabia Saudí en la provincia de Taiz, en el suroeste de Yemen.

Esto ocurrió cuando los cazas saudíes atacaron la noche del martes a tres familias desplazadas cerca de un campo de refugiados en el distrito de Mawza en la provincia de Taiz.

De acuerdo con el canal de televisión yemení Al-Masirah,  los aviones de guerra de Arabia Saudí mataron asimismo a un civil e hirieron a otros dos entre las provincias de Taiz y Al-Hudayda.

En el marco de las operaciones de represalia, las unidades misilísticas del Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá también bombardearon las posiciones de los mercenarios saudíes en la región de Haifan, en Taiz.

Esto se produjo un día después de que las fuerzas yemeníes frustraran los ataques saudíes al oeste de Mawza, donde mataron e hirieron a 40 mercenarios saudíes. Las tropas yemeníes también destruyeron seis vehículos de las fuerzas saudíes durante esta operación.

Yemen ha sido testigo de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra Yemen, desde marzo de 2015, los que tratan de socavar el movimiento popular Ansarolá y restaurar al expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi en el poder.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó, en su más reciente informe, que en dos años de guerra en Yemen, 12 mil civiles han muerto. Esta cifra también incluye a los que han perecido por falta de alimentos o agua.