La reciente detención en Turquía de un grupo de activistas de derechos humanos ha provocado fuertes críticas en Alemania, donde el opositor Partido Social Demócrata (SPD) continúa exigiendo hoy del gobierno una posición más firme frete a Ankara.

Entre el grupo de detenidos se encuentra un ciudadano alemán identificado como Peter Steudtner, cuya inmediata liberación ha sido demandada por la canciller federal Angela Merkel.

‘Estamos convencidos que las detenciones no están justificados’, dijo Merkel en Berlín.

La democristiana prometió hacer ‘todo lo posible’ para lograr la liberación del ciudadano alemán Steudtner.

Al mismo tiempo calificó esas detenciones, ocurridas hace dos semanas cerca de la ciudad de Estambul, como otro motivo de preocupación respecto a Turquía.

El el momento de su detención, Steudtner participaba junto con un ciudadano sueco en la conducción de un taller sobre seguridad informática y manejo de estrés, pero la fiscalía turca afirma que ellos estaban apoyando a una estructura terrorista.

Mientras, el SPD calificó de fracasada la estrategia de Merkel frente a Turquía y el presidente Recep Tayyip Erdogan.

La diputada socialista Sevim Dagdelen caracterizó los encarcelamientos como ‘secuestros’ por parte de las autoridades turcas y demandó un aviso de seguridad del ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania sobre viajes a Turquía.

‘La política de apaciguamiento del gobierno federal no solamente ha fracasado sino pone en peligro a ciudadanos alemanes’, concluyó Dagdelen.

Fuente