Una mujer sentada junto a un niño infectado con cólera en Yemen.

Con al menos 320.000 casos de cólera en el país, el brote es causado por daños generalizados a la infraestructura durante la guerra dirigida por Arabia Saudita, dijeron funcionarios de la ONU. 

Comentario: Guerra dirigida por Arabia Saudita y apoyada desde Occidente, eso no lo dicen los funcionarios de las ONU.

Si bien las últimas cifras confirmaron más de 320.000 casos de cólera en Yemen, la Organización Mundial de la Salud anunció que cancelaría el envío previsto de casi un millón de vacunas contra el cólera al país desgarrado por una campaña de bombardeos dirigida por Arabia Saudí, las preocupaciones de seguridad y logística en la decisión de cancelar el envío.

Las condiciones en Yemen en medio de una guerra auspiciada por los sauditas y patrocinada por Estados Unidos, han llevado a una propagación de la enfermedad a una escala epidémica. La falta de acceso al agua potable, el hambre y la destrucción de la infraestructura sanitaria resultante de la guerra han sido los principales causantes del brote.

La coalición encabezada por Arabia Saudita está fuertemente respaldada por el apoyo material y financiero de Estados Unidos y el Reino Unido.