La verdad que Mauricio Macri intenta ocultar: hay un 23% más de sin techo en Buenos Aires

Fecha de publicación: 19 07 2017, 11:19


La alta tasa de desempleo y el crecimiento de pobreza han aumentado un 23 por ciento el número de personas que duermen a la intemperie en la capital argentina.

Maximiliano Corach, subsecretario de Fortalecimiento Familiar y Comunitario de la Ciudad de Buenos Aires (la capital), informó el lunes que la cifra de personas sin hogar en esta urbe aumentó de 866 a 1066.

Explicó que los datos comparan la cantidad de personas en situación de calle en abril del presente año con el mismo mes de 2016, según recoge el diario argentino Página 12.

El oficial argentino indicó además, que el escenario empeoró en el último año para las personas más vulnerables.

La situación de los sin techos ha empeorado todavía más debido a la ola de frío polar que azota al país sudamericano. El lunes, se informó la muerte de al menos cuatro personas por hipotermia, una en la ciudad de Santa Fe y otras tres en Mar del Plata.

El Estado argentino impulsó en el año 2010 la Ley 3706, obligando a las autoridades a realizar un censo anual de las personas en situación de calle para ofrecer políticas adecuadas para revertir su realidad.

En Argentina, cada minuto dos personas pasan a ser pobres y cada 73 segundos una cae en la indigencia.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad Católica Argentina (UCA), puso de relieve en junio que la pobreza creció 4 puntos y llegó al 32,9% desde que el presidente Mauricio Macri asumió el cargo con el lema de ‘pobreza cero’.

Los ajustes implementados por Macri han provocado, en casi dos años de mandato, el incremento considerable de la pobreza.

Comentario: El gobierno de Mauricio Macri se ha convertido en una moderna versión de los antiguos gobiernos militares de latinoamérica. Endeudamiento atroz, apertura desmedida de importaciones destruyendo la industria nacional, transferencia de riqueza de los sectores más débiles a una reducida oligarquía, y como broche de oro, un ambiente totalitario donde la disidencia es castigada con persecución mediática y judicial y las protestas populares son brutalmente reprimidas.