El líder de la autoproclamada república de Donetsk, Alexander Zajárchenko, anunció la creación de un nuevo Estado, heredero de Ucrania, llamado Malorrusia.

El líder de las milicias de Donbás explicó que es un paso necesario para solucionar el callejón sin salida en Ucrania. El medio ruso Lenta.ru trató de vaticinar qué le espera al proyecto.

Reforma de Ucrania

Durante una rueda de prensa especial Zajárchenko leyó el Acta Constitucional de Malorrusia así como una declaración política. El líder de las milicias declaró la creación del nuevo Estado por parte de los «representantes de las regiones de la antigua Ucrania».

El líder de la república autoproclamada explicó que el Estado ucraniano «fue destruido y no puede ser restaurado». Según considera, la situación en Donbás está en un callejón sin salida y ya no se puede solucionar, por lo cual se necesita un plan para la ‘reintegración’ de Ucrania.

También nombró las condiciones para la realización del proyecto: este deber ser apoyado por los habitantes de Ucrania y la comunidad internacional, pero queda poco claro si esto puede pasar o no, indica el artículo del medio ruso.

Uno de los funcionarios de la autoproclamada república de Donetsk informó que Malorrusia sería un Estado federado con una amplia autonomía de sus sujetos. Las autoridades federales se ocuparían de las cuestiones del presupuesto, el Ejército y los servicios especiales.

Donetsk propone crear una Asamblea Constitucional que constaría de representantes de diferentes regiones ucranianas con tal de firmar la creación del nuevo Estado así como para aprobar una nueva Constitución. Está previsto que el nuevo ‘país’ se una a la Unión de Rusia y Bielorrusia.

Una declaración rara

La nota de Lenta.ru señala que la declaración de la creación de Malorrusia provoca preguntas. Primero, los representantes de la autoproclamada República Popular de Lugansk (RPL) rechazaron su posible participación en dicho proyecto. Su líder, Ígor Plotnitski, no comentó la iniciativa de Zajárchenko.

El presidente del Consejo Popular de la RPL, Vladímir Degtiarenko, puso en duda la necesidad de la iniciativa de Donetsk. El funcionario de la autoproclamada república subrayó que nadie les había informado ni concordado nada de antemano sobre este proyecto.

Otro aspecto importante es la correlación de la proclamación de Malorrusia con los acuerdos de Minsk. Como resultado de la firma de este trato, otro proyecto de integración, Novorrusia, dejó de existir. Se consideraba que varias regiones de Ucrania se unirían al proyecto de Novorrusia, pero al final esto no sucedió.

En mayo de 2015 el presidente del Parlamento de Novorrusia, Oleg Tsariov, explicó que las actividades de dicha unión habían sido suspendidas porque esta no concordaba con el plan de la solución pacífica en el este de Ucrania.

No obstante, hoy Donetsk afirma que Malorrusia no contradice los acuerdos firmados en Minsk, sino al contrario «constituye el cumplimiento de los acuerdos de Minsk» que estipulan la restauración del control de las fronteras y de la soberanía en la región, sin precisar ni los nombres ni el sistema político de los territorios reintegrados, teoriza la nota citando los comentarios de los altos cargos de Donetsk.

El autor de la publicación asevera que es difícil todavía hablar sobre las perspectivas del nuevo Estado. Agrega que Malorrusia no contará con el reconocimiento de instituciones internacionales, igual que la RPD y la RPL.

Por otro lado, la iniciativa de Donetsk puede provocar el aumento de las actividades de los militares ucranianos. En los últimos meses se debate en Kiev un proyecto de ley de ‘reintegración’ de Donbás que no descarta el uso de la fuerza militar.

En este sentido, no está excluido que la aparición de Malorrusia pueda resultar en el abandono total de los acuerdos de Minsk y en una nueva escalada en Donbás. El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ya prometió «enterrar» este proyecto.

Etiquetas: ; ; ; ; ;