Durante el avance de los terroristas del Estado Islámico, las fuerzas gubernamentales han destruido un medio de transporte blindado de los terroristas. El choque armado ha ocurrido en las zonas rurales cerca de Palmira.

Los yihadistas hacen a menudo inspecciones operativas en la posición del ejército sirio atacándolos para medir su capacidad de respuesta. Esta vez han sido víctimas de esta táctica.