Sigmar Gabriel
El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, consideró hoy necesaria la derogación paulatina de las sanciones unilaterales aplicadas contra Rusia por su posición en la crisis ucraniana.

Gabriel consideró que cumplir los acuerdos de Minsk para la paz en Ucrania al ciento por ciento por parte de Moscú para eliminar todas las sanciones unilaterales parece poco probable. Lo más correcto es eliminar las sanciones de forma paulatina para demostrar que se debe avanzar hacia la paz en Ucrania, comentó el jefe de la diplomacia germana.

Gabriel llamó, además, a revisar la política de la Unión Europea para Europa oriental y aplicar una línea de reducción de las tensiones con Moscú, comentó, citado por la televisión local.

El ministro alemán fustigó la aprobación en el Senado norteamericano de un nuevo paquete de medidas contra Moscú que involucra limitaciones de terceros países en el sector energético ruso y reducción de los tiempos de devolución de créditos bancarios.

La política exterior de Washington se convierte en continuación de su política económica, que busca llevar a Rusia contra la pared, al tratar de sacar al gas de Europa para obligar a los países de la región a adquirir el gas estadounidense y eso no puede ser, apuntó.

Berlín y Moscú negocian la posible construcción de una segunda ruta del gasoducto Torrente Norte que lleva el combustible desde estaciones de bombeo, situadas en Rusia, a un punto concentrado en Alemania.

Además, las compañías alemanas mantienen su actividad comercial en Rusia, pese a las sanciones europeas contra Moscú.