La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) manifestó ayer preocupación por el aumento de las personas desplazadas en la República Centroafricana como resultado de la violencia.

Según la entidad, recientes enfrentamientos en zonas de la frontera sur del país obligaron a miles de personas a dejar sus hogares, muchas de ellas con destino a zonas remotas en el norte de la República Democrática del Congo.

Tenemos reportes de hasta 60 mil seres humanos que dejaron el territorio centroafricano, cifra que tratamos de verificar, precisó.

La Acnur aseguró que organiza la asistencia humanitaria a los refugiados, aunque en condiciones muy difíciles.

De acuerdo con la agencia, llevar la ayuda a lugares remotos constituye una tarea bien compleja, dadas las dificultades en materia de acceso, sobre todo por la mala situación de las carreteras.

Naciones Unidas demanda un mayor compromiso con la financiación destinada a los programas de asistencia tanto en la República Centroafricana como en el Congo, donde de los 55 millones de dólares solicitados, apenas se han recibido dos millones 800 mil.

Desde finales de 2013, el territorio centroafricano se ha visto azotado por la violencia, en particular por los choques armados y actos de venganza entre los ex rebeldes Seleka, de mayoría musulmana, y las milicias antiBalaka, cristianos y animistas, con saldo de miles de muertos y más de un millón de desplazados.

Pese a los acuerdos de paz y el despliegue de tropas extranjeras, cascos azules de la ONU y soldados franceses, continúan los enfrentamientos, aunque en menor medida que durante 2014 y la primera mitad de 2015.

En ese escenario, el subsecretario general de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien, realizó esta semana una visita a la República Centroafricana, de donde viajará al vecino Congo.

O´Brien instó a la comunidad internacional a incrementar su apoyo a la República Centroafricana, y reiteró la preocupación de la ONU por el resurgir de la violencia en ese país, con un devastador impacto en la población civil.