Para mantenerse en el poder, el presidente Michel Temer está quebrando Brasil más de lo que ya está, aseveró el profesor de Filosofía de la Fundación Escuela de Sociología y Política de Sao Paulo (Fespsp) Aldo Fornazieri.

En opinión del catedrático, hasta el momento las maniobras y articulaciones hechas por Temer para preservar su encargo han tenido éxito, lo cual le concede incluso ‘grandes posibilidades’ de salvarse de la denuncia por corrupción pasiva que enfrenta en la Cámara de Diputados.

Él está haciendo un juego pesado para eso (enterrar la acusación) y dando una lección de cómo los profesionales de una banda de ladrones reaccionan con fuerza para mantenerse en el poder, gastando miles de millones del dinero público, remarcó.

Fornazieri, cuyas declaraciones amplificó ayer la Red Brasil Actual, señaló por otra parte que no ve movilizaciones suficientes para tirar a Temer del gobierno.

Estas -apreció- tendrían que involucrar mucha más gente que la militancia organizada que forma parte de las estructuras de los partidos y sindicatos.

Las oposiciones son minoría en el Congreso y están sometiéndose al juego puramente parlamentario, acotó antes de recordar que en el contexto del golpe y del impeachment contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff millones de personas se movilizaron en las calles.

De cualquier modo, comentó el académico, la convulsión social ya está ocurriendo, aunque no por la vía política, sino manifestándose en ‘la guerra civil en Río de Janeiro, con la violencia extendida por el país’ y la bancarrota general de los servicios por parte del gobierno.

Etiquetas: ; ; ; ;